16/6/15

Romería

Fuimos de romería a un alto prado.
Cargábamos con cestas de comida
y la sidra por cajas.

Nos internamos en la niebla
temprana del verano.
Hacíamos apuestas sobre el sol.

Cerca del viejo santuario
permanecimos en silencio
esperando a los otros.

Esquilones de vacas fantasmales.

Nadie llegaba.
¡Recomienda este blog!