22/5/16

Rodeo

No sé si me monté en uno de esos toros mecánicos o lo soñé. Alguien que me ayude, por favor. ¿Alguien estaba conmigo? ¿Alguien me vio? Éramos un grupo y nos moríamos de risa. Yo aguantaba tanto tiempo encima del toro, aunque la risa me descuajaringaba, que los demás dejaron de reír, pero todos tenían las bocas abiertas de sorpresa, recuerdo los agujeros en medio de sus caras, y yo seguía riendo y perdiendo fuerzas, pero no caía, sino que, cuando el toro ya había alcanzado su máxima velocidad y brusquedad, yo continuaba ahí arriba y hasta era capaz de imitar los gritos de los vaqueros en el rodeo, y no me caía. Era sacudida como un muñeco de trapo. Así era, justamente, pero no soltaba el agarre y volvía siempre a sentarme, es un decir, las piernas como de trapo siempre un poco más tarde que el resto del cuerpo y como si fueran irrompibles, y yo volando, pero mi mano que no soltaba el agarre y las piernas como locas. Una chica empezó a llorar, varios hombres se movieron con prisa a algún sitio, alguien encendió las luces, se apagó la música y yo ahí seguía mangada, riendo como una loca. ¿Alguien estaba conmigo? ¿Alguien me vio?

No hay comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Publicar un comentario

Habla, di

¡Recomienda este blog!