5/4/14

Maternal

¿Yo maternal? 
Cuando el frío del mundo te ha helado el corazón una persona maternal, hombre o mujer, te desviste, si es necesario, rezongando que estás calado hasta los huesos, te da ropa decente y seca de otra persona, te prepara una sopa y te regaña con la monotonía de la lluvia si no te la acabas; te mete en la cama, está de tu lado aunque seas bobo, engreído o egoísta, te mima, te cuida como se cuida a un niño, te da cariño incondicional y sabes con seguridad que siempre puedes volver a ella, a su olor a tela y madera, a su fuego suave de hogar que deja fuera el mundo.
Yo te empujaría y me lanzaría contigo por un barranco lleno de zarzas, divagaríamos y admiraríamos el mundo hasta llorar de agradecimiento y al amanecer entraría en el mar para que la sal hiciera escocer mis heridas. Volvería pálida y medio desmayada de hambre y tendrías que salir a matar algún bicho para alimentarme.
¿Yo maternal? ¿Porque adoro a los niños? ¡Me gusta su mirada!
Son formas diferentes de ser. De amar.
Esta mañana encontré dos calcetines iguales y grité de alegría.
¡Recomienda este blog!